¿La escuela no se te da?, ¿Olvidas rápidamente las cosas?

Este no es un problema de actitud, sino de atención. Nosotros te ayudamos a resolverlo.

La atención puede considerarse como un aspecto de la percepción y de otras capacidades cognoscitivas. Los sentidos, a través de sus sensaciones se preparan para el acto de percibir, pero es la atención la que selecciona los estímulos que llegan al cerebro.

Es así como la atención funciona como un filtro que elimina cierta información y que puede estar afectada por diversos factores.

Estos problemas de aprendizaje afectan a niños, adolescentes y adultos que no pueden focalizar su atención de manera sostenida en alguna tarea, incluso cuando ésta no involucre un gran esfuerzo de tipo intelectual o físico.

 

Esto tiene un costo a nivel cognitivo, emocional y de relaciones interpersonales, sobre todo en los periodos críticos de desarrollo y formación escolar.

Factores que originan los problemas de aprendizaje en niños y adolescentes:

  • Factores emocionales, por ejemplo el estrés emocional provocado por la separación de los padres o por un fracaso escolar.
  • Problemas de alergia, otitis y amigdalitis
  • Factores de la herencia
  • Problemas con la integración sensorial que se realiza al nivel de la formación reticulada y otras formaciones del tallo cerebral.
  • Por un exceso de estimulación sensorial o una alimentación con exceso de alimentos excitantes como bebidas de cola azucaradas, cafés, chocolates y dulces, o exceso de lácteos.

 

El Método Tomatis, tiene un impacto en el mejoramiento de la atención selectiva y problemas de aprendizaje, ya que:

  • Mantiene al cerebro en alerta por medio de sus procedimientos especializados.
  • Ayuda a mantener esta selectividad de la atención ante los cambios que ocurran.
  • Da asesoramiento para comprender las dificultades, con el fin de ayudarte a hacer frente a los retos que el mundo de comunicación te plantea.
  • Ayuda a tener un aprendizaje óptimo de lo que se desea.