Una buena escucha
Una buena escucha

PUEDE CAMBIAR LA VIDA

ES POSIBLE OIR BIEN
ES POSIBLE OIR BIEN

Y ESCUCHAR MAL

APRENDA A ESCUCHAR
APRENDA A ESCUCHAR

PARA COMUNICAR

Previous Next Play Pause
loading...

¿Como aprender inglés u otro idioma?

El Método Tomatis ayuda a mejorar la adquisición y aprendizaje de una lengua extranjera. Esto lo logra al estimular neurofiológicamente las partes de nuestra escucha, que debido a circunstancias de desarrollo y crecimiento se cerraron a las frecuencias de los demás idiomas ajenos a nuestra lengua materna .

Aprender un segundo idioma, ya no es sólo cuestión de gusto, ¡es una necesidad!
En la actualidad, es crucial estudiar y dominar al menos un idioma. Sin embargo, muchos de nosotros nos negamos a practicar estas habilidades porque nuestros oídos no están adaptados a los sonidos donde se desenvuelve la lengua que deseamos aprender.


Si eres de los que se desaniman al no saber cómo aprender inglés de una forma efectiva, el Método Tomatis es para ti.
Para ello se necesita:

  • Desarrollar un nuevo oído, que sea capaz de recoger con precisión los sonidos que no pertenecen a nuestra lengua nativa.
  • Reacondicionar la audición, esto nos permite adquirir la maestría que nos permita su captación.

 

La forma tradicional de enseñar idiomas centrados en palabras, gramática y estructura de frases, no puede ser del todo funcional, ya que, te has preguntado:
¿Cómo se pueden memorizar palabras que tú no puedes escuchar bien?
Esto pone al estudiante de lenguas en una situación similar a los disléxicos, ya que ambos no pueden procesar el sonido tan rápido como lo necesitan.
Si comparamos la dislexia con el desafío de cómo aprender inglés o cualquier idioma, es muy interesante, los dos son problemas de escucha.

Oído étnico

El “oído étnico” es el que está especializado en captar las frecuencias de nuestra lengua madre, ya que, antes de nacer estábamos inmersos en el sonido, percibiendo las emisiones de la voz de nuestra madre en el útero.
El Doctor Tomatis se dio cuenta que podía existir un tipo de “oído étnico” diferente para cada uno de los idiomas, por ejemplo, oído francés, oído español, entre muchos otros.